Blanqueamiento Dental

El blanqueamiento dental es una de las maneras más rápidas y más fáciles de dar a su sonrisa un impulso. Es un procedimiento seguro que aclara el color de los dientes siendo totalmente indoloro y muy cómodo para el paciente.

Un blanqueamiento dental profesional en la consulta médica puede ser externo o interno. Mientras que en el procedimiento externo se coloca un gel en la superficie de los dientes, en el interno el producto se inserta dentro del diente. El blanqueamiento externo es más común, ya que el interno solo se puede realizar si has tenido previamente un tratamiento de conducto dental, que permite el acceso a la parte interna del diente.

Los resultados individuales varían y se basan en el color del diente inicial y la naturaleza de su tinción de los dientes.

Toma de color antes del blanqueamiento dental externo

Resultado final del blanqueamiento dental externo

 

Procedimiento:

Nuestro especialista examinará detenidamente su dentadura e intentará averiguar las causas de la tinción. A continuación, procederá a realizar una exhaustiva limpieza bucodental para eliminar la placa bacteriana y otras sustancias que se acumulan en los dientes y contribuyen a su decoloración. Una vez realizado este paso, se inicia el procedimiento de blanqueamiento.

BLANQUEAMIENTO DENTAL EXTERNO:

1. Recubrimos las encías con una pasta especial para protegerlas.

2. Aplicamos el gel blanqueante de peróxido de hidrógeno en los dientes a blanquear y, mediante una luz fría (LED), aceleramos la acción del mismo gel, realizando así, 3 ciclos de fotoactivación.

3. Para acabar se retira el gel blanqueante y la pasta protectora de las encías.

4. Finalmente, el paciente se lleva a casa un kit de blanqueamiento que contiene una férula del molde de sus dientes, el gel blanqueante y un aparato de luz fría LED para continuar con el procedimiento en tu casa, si es que es necesario. 

Los resultados se verán tras una o varias semanas.

BLANQUEAMIENTO DENTAL INTERNO:

Este tipo de blanqueamiento se realiza en: 

- Piezas dentales endodonciadas o "no vitales", que por su naturaleza no van a responder a un tratamiento de blanqueamiento externo.

Piezas dentales decolorados por necrosis o hemorragia pulpar. 

El tratamiento consiste en la introducción del producto blanqueante en el interior del diente para posteriormente sellarlo y dejarlo actuar durante un periodo de 3-7 días. Dependiendo de la gravedad del caso realizaremos el mismo procedimiento hasta conseguir el resultado deseado.

 

Resultado final blanqueamiento dental interno